Con más estudiantes involucrados y potenciando el uso de la plataforma Blackboard. De esta forma ha continuado sus labores, durante este primer semestre, la consultora Pyme Crece, perteneciente a la Escuela de Negocios y encargada de dar apoyo a uno de los grupos más golpeados por la pandemia: los emprendedores.

El programa, que fue creado en 2011 y está conformado por un grupo de estudiantes liderados por el académico Claudio Musso, hoy se encuentra apoyando el desarrollo de 11 microempresas, convirtiéndose también en un centro de práctica profesional para 16 estudiantes de carreras como Ingeniería Comercial, Ingeniería en Administración o Contador Público y Auditor.

“Es muy relevante para nosotros entregar este espacio de contacto con las empresas, que nos ayuda a perfilar a nuestros estudiantes de Negocios", comenta Claudio Musso, director de Pyme Crece, quien agrega que "esta es una experiencia enriquecedora, tanto para los docentes y estudiantes como para los mismos emprendedores”. Asimismo, confirma que durante la historia de esta unidad se han realizado más de 700 gestiones con pequeños empresarios.

La mejor práctica

Lorena Bravo es estudiante de Segundo Año en Ingeniería en Administración y cuenta que ingresó a hacer una práctica básica, motivada por la oportunidad de dar asesorías a pymes. Si bien cuenta que al inicio le asustaba la idea, rápidamente se adaptó a esta modalidad.

“Este tipo de práctica es mejor, ya que es más formativa, aplicas la materia que aprendiste y desarrollas más tus conocimientos. Me ha ayudado mucho en mi crecimiento profesional” comenta.

En tanto, para Javiera Vargas, voluntaria y estudiante de Ingeniería Comercial, esta ha sido la oportunidad de sumarse a un proyecto universitario. Así, detalla que desde su ingreso se sintió parte del equipo y luego de su práctica inicial continúa trabajando, pero ahora, tras un año y medio, como coordinadora de grupo.

“Trabajar con emprendedores, para ayudarlos con nuestro conocimiento del sistema, es la manera más práctica para salir al mundo laboral. Tengo la oportunidad y la experiencia para ayudarlos en lo que ellos necesitan”, dice.

“Ver los resultados o la cara de felicidad de la gente, eso me mantuvo y me motivó a continuar en Pyme Crece. Para mí fue muy reconfortante entregar esta ayuda”, agrega Nicolás González, también coordinador de Pyme Crece y estudiante recién egresado de Ingeniería Comercial.

Aportes y expansión

A la fecha Pyme Crece ha apoyado gratuitamente a más de 100 emprendimientos, a través de los convenios que se mantienen con municipalidades y organizaciones.

Uno de los beneficiarios ha sido Francisco Salfate, quien explica que la llegada de una invitación vía email fue el inicio de una prospera relación. Él es dueño de un centro médico enfocado a la actividad física y su negocio fue golpeado por la pandemia.

“Con el paso de los meses, el paradigma relacionado a las atenciones online ha cambiado y eso nos ha favorecido. Hoy estamos saliendo a flote y mucho de eso tiene que ver con las observaciones que me ha hecho el equipo de Pyme Crece", relata.

Para el segundo semestre, el programa Pyme Crece espera potenciar su sistema de atenciones a distancia como metodología de trabajo permanente, pensando más allá del confinamiento. "También nos brindará la posibilidad de apoyar a pymes regionales y abarcar a aquellos emprendedores que tienen tiempos más acotados", finaliza diciendo el director Claudio Musso.

Fuente: Diaro Mayor